Hospital sin bolígrafo

boligrafo

Hoy, 15 de octubre, hace justo un año que pusimos en marcha el nuevo HIS  (Millennium) en el hospital de la mano de Cerner. Prácticamente un mes después nos mudábamos físicamente del Hospital Son Dureta al Hospital Son Espases. Ha sido un año intenso lo que ha complicado la continuidad de entradas en mi blog. Así que, aprovechando la efeméride, vuelvo a escribir en el blog. Además hoy acabo de llegar de Kansas City, del CHC que Cerner realiza cada año para sus clientes. Neal Patterson, CEO  de Cerner, dijo durante su exposición “El bolígrafo es el equipo más peligroso que tenemos en los hospitales, pues solamente está conectado a una sola mente, la de la persona que lo maneja”. Me hizo pensar. Busqué en google cuantas entradas había de “hospital sin bolígrafos” y “hospital sin bolígrafo”: Ninguna. Busqué en google cuantas entradas había de “hospital sin papeles” y “hospital sin papel”: 68.500.  Significativo.

Hemos estado muchos años equivocados, el problema no es el papel. El problema es el bolígrafo. Nunca tendremos un hospital sin papeles. No es un objetivo a perseguir. Es de sobra conocido que los hospitales llamados “digitales” consumen más papel que los tradicionales. El papel es un soporte sobre el que nos es cómodo trabajar y, en muchos casos, la única manera de darle al paciente la información que necesita. La información que imprimimos en papel, ya reside en el lugar correcto, en el sistema de información digital. No le afecta. El papel puede ser un problema de costo, pero solo esto. En definitiva, el papel puede ser un buen método de transmisión de la información.

Pensemos ahora en el bolígrafo. Hay una relación uno a uno con la persona que lo utiliza. Es un objeto aislado, donde la información que plasma no puede ser procesada más que por un ser humano, y en muchos casos ni eso (todos sabemos de la caligrafía de los médicos  ;-D). No permite el procesado automático de la información ni aumenta el conocimiento global de la organización. Si el papel es un soporte para la transmisión de la información, el bolígrafo es un objeto indicado únicamente para la introducción de la misma, pero sin posibilidad de procesado posterior automático que permita obtener metadatos. En definitiva, la escritura con bolígrafo es un pésimo método de introducción de información en el sistema sanitario.

El concepto de hospital digital no debe referirse tanto al soporte de visualización de la información (papel) como a la metodología de introducción de la misma al sistema (bolígrafo). El hospital digital será aquel cuya introducción de la información se haga única y exclusivamente de manera digital, independientemente de como la distribuyan después. Dejemos pues de hablar de “Hospital sin papeles” y empecemos a hablar de “Hospital sin bolígrafos”.

Capicúa

Será que mis padres tienen más de 70 años y que los veo poco por vivir en islas diferentes (cuanto necesitamos el mar los isleños pero cuanto nos separa del resto del mundo al mismo tiempo!) … o que tengo 3 hijas (:-D) y la pequeña de poco más de 1 año empezó la “escoleta” la semana pasada. Será que me emociono cuando veo a personas que consiguen sus sueños después de luchar lo indecible , tanto que el resto de mortales no logramos entender… o que también lo hago con las personas que viven su profesión como una forma de vivir y hacer vivir… Será que mi mujer trabaja en una escuela con los más pequeños… o que yo trabajo en un hospital y veo a muchas personas mayores por aquí. El caso es que el siguiente corto me ha tocado el corazón… y es que  su realización es magnífica y sorprendente su final. Todo tiene sentido. No os lo podéis perder.

¿Conoces a Jack Stamos?

Todo el mundo conoce a Murphy. Con él hemos aprendido, por ejemplo,  que si algo puede salir mal, saldrá mal y además sucederá en el peor momento.

Los que nos dedicamos al mundo informático también hemos aprendido muchas cosas de Jack Stamos. Él es quien nos alienta a diseñar una base de datos de 1.000 campos, aunque el 90% de ellos no se vayan a utilizar nunca puesto que requeriría demasiado tiempo cumplimentarlos, pero claro “es una pena no ponerlos porque me vendrían bien si quiero saber según que cosas y… ya que estamos… “.  Jack también nos alienta a entregar un programa con todas las funcionalidades posibles funcionando desde el primer dia , puesto que  “ya que estamos… nos iria muy bien tener esta funcionalidad,  no quisiera empezar sin ella”.

La diferencia entre Murphy y Jack es que el primero es imprevisible, aparece cuando menos te lo esperas sin tiempo a reaccionar, mientras que al segundo se le ve venir de lejos y si eres ágil y decidido te puedes escapar.

Las empresas más innovadoras y de mayor éxito conocen muy bien a Jack Stamos y huyen de él tan rápido como pueden. Por eso las primeras versiones de sus productos son muy simples de utilizar, enganchan a los usuarios y dejan ver su potencial. Habrá tiempo de añadir nuevas funcionalidades y, así,  ilusionar de nuevo al usuario. Las funcionalidades del iphone4 bien hubieran podido estar en el iphone, por ejemplo ¿no?.

En nuestra organización ¿cuántas veces hemos caminado de la mano de Jack, aunque esto nos haya retrasado la puesta en marcha del proyecto que llevamos entre mano o nos haya hecho cambiar (ampliar) el ámbito de actuación inicial y prioritario? Normalmente Jack Stamos nos complica la vida. No entiende lo de “divide y vencerás”. Sus efectos nocivos son conocidos, pero, no sé por qué, a muchos les gusta su compañía.

Cuentan los científicos que  si situamos un pedazo de queso en un laberinto y soltamos a un ratón, este caminará por el laberinto hasta encontrarlo. Y que si lo repetimos varias veces, al final el ratón irá directo al queso sin rodeos. También cuentan que si después de esta conducta aprendida, le quitas el queso, las primeras veces irá directo igualmente hasta donde inicialmente lo encontraba pero al no estar allí en repetidas ocasiones, desistirá en el empeño. Dicen que esta es la principal  diferencia entre un ratón y un ser humano. Quien tenga orejas, que oiga.

PD: Los catalano-parlates conocemos bien al primo de Jack Stamos: Jacky Som  😀

El futuro de las redes sociales en los hospitales se crea en la Mayo Clinic

Mayo Clinic sigue caminando (¿corriendo?) por delante del resto de hospitales cuando hablamos de 2.0 (y de otras muchas cosas, claro). Durante este mes de julio ha puesto en marcha lo que ellos llaman el “Mayo Clínic Center for Social Media”. Su objetivo es ayudar a otros hospitales y centros sanitarios en general a promover sus propias iniciativas de redes sociales, aprovechando la experiencia y éxito de la Mayo Clinic en este campo. Empezaron en 2005 con un servicio de podcast al que se unieron pronto otros iniciativas 2.0 abiertas al público. Pero en mi opinión, el punto de inflexión fue cuando en  2008 pusieron en marcha una campaña interna llamada “Let’s Talk” con el objetivo de incentivar a los propios empleados a utilizar las herramientas 2.0 proponiéndoles que comentaran el plan estratégico de su organización que previamente se había divulgado a través de blogs y vídeos internos, con gran aceptación por parte de sus trabajadores. Posteriormente realizaron una fuerte campaña interna de comunicación con reuniones presenciales con el CEO que empezaban siempre con un vídeo motivador al estilo Pep Guardiola (¿o será al revés? :-D).

Realmente, lo difícil no es tanto tener un blog, twitter, facebook, etc. Lo difícil (y el único éxito) es conseguir que los empleados se involucren en este nuevo tipo de relación con los pacientes. A la vista está que la Mayo Clínic lo supo ver y lo supo manejar bien. Está claro que, aún teniendo en cuenta las particularidades de la sanidad americana, podemos aprender mucho de ellos.

Os dejo con el vídeo motivador. Me ha gustado:

esalud en España, según datos recogidos por la Fundación Telefónica

El viernes pasado estaba invitado a asistir a la presentación del informe “La sociedad de la información en España 2009” de la Fundación Telefónica. Aunque tenía poco tiempo, me apetecía asistir así que me fuí para la presentación. No había mucha gente, y me sorprendió, pero en cambio el contenido de dicho informe creo que es sumamente interesante. Dedica un apartado a la e-salud con diversos gráficos y estadísticas de las que me gustaría destacar lo siguiente:

  1. “El número de personas que utilizan internet para buscar información relacionada con la salud no deja de crecer”. 9,2% en 2004, 19,1% en 2006, 24,8% en 2008.
  2. “España se encuentra por debajo de Europa en la utilización de las tecnologías en las consultas médicas”. Uso de ordenadores en las consultas médicas: 77% en España frente al 87% en Europa; Uso de internet en las consultas médicas: 51% en España frente al 69% en Europa
  3. “Casi un 40% de los internauras han utilizado este medio para realizar actividades relacionadas con la salud, 5 puntos porcentuales más que el año anterior”.
  4. “La información sobre la salud más buscada utilizando internet, es relativa a enfermedades seguida de nutrición. La información sobre los servicios de salud despierta menos interés”
  5. “Los servicios de e-sanidad más básicos como almacenamiento electrónico de datos tienen un alto grado de desarrollo, en cambio otros más sofisticados como transferencias de datos entre médicos, se encuentran en sus fases iniciales”En este punto debo decir que inicialmente me resultó extremadamente bajo que en un rango de implantación entre 0 y 5, la prescripción electrónica de medicamentos estuviese solamente en el 0,3 en Europa y el 0,2 en España. Después leyendo la letra pequeña me di cuenta en en este caso particular, los datos son de 2007. Estoy seguro  que ahora el dato sería mucho más alentador, al igual que el resto que aparecen en la gráfica.
  6. “Son pocos los usuarios que crean contenido relativo a la salud”. Sólo el 6% de los adultos mayores de 18 años que consultan información médica utilizando internet han escrito comentarios, preguntas o información sobre temas médicos en discusiones on line, listas de correo o foros on line. Sólo el 5% han comentado sobre temas de salud en un blog. Y estos datos son de EEUU, podemos suponer que en España serían todavía más bajos.

En el capítulo 6.2.9 del informe, encontrareis todos estos datos detallados y ampliados con gráficos. Tal como ya comenté para el caso del informe de 2008, es un informe amplio de unas 450 páginas que toca muchos ámbitos diferentes sin profundizar en ninguno de ellos pero que sí te da una idea general de los mismos.

Hoy para finalizar os dejo con el último spot de Estrella Damm, rodado esta vez en Menorca. Y es que la semana que viene me voy a las Fiestas de San Joan de Ciutadella de Menorca, mi pueblo natal… y ya me estoy entonando.

Gestor de peticiones digital (CPOE), ¿mejor para el paciente?

He visto en el HealthCarerIT news que un  nuevo estudio correlaciona los gestores de peticiones digitales en los hospitales con un descenso en la mortalidad de los pacientes. La media bajó nada menos que en un 20%!!. Según los investigadores es el primer estudio que es capaz de demostrarlo. Lo publicaron en la revista Pediatrics en mayo de este mismo año. Rápidamente he accedido a la revista y en su buscador he tecleado “CPOE”. Me he llevado una gran sorpresa. En primer lugar aparece otro estudio cuyo título es: “Unexpected Increased Mortality After Implementation of a Commercially Sold Computerized Physician Order Entry System”. ¿?!!. O sea, los investigadores están demostrando que en algunos casos un gestor de peticiones digital aumenta la mortalidad mientras que en otros hace justo lo contrario. Y es que no basta con  instalar un gestor de peticiones digital. Lo realmente importante es utilizarlo de manera que nos obligue a seguir las mejores prácticas. Utilizar la tecnología con sentido.

Para terminar: sesión de risoterapia. Esta vez sobre la historia de dos cerebros…

El futuro del eHealth está en la nube

Casi un mes después de mi último escrito, vuelvo a escribir. Eso de participar en un cambio de HIS y al mismo tiempo en un cambio de Hospital es muy enriquecedor, pero muy agotador al mismo tiempo y otros espacios que se habían hecho un hueco en mi vida se resienten. Gestionar un cambio tan radical no es facil. Todos intentamos, seguro, ser eficientes, organizados, comprometidos, responsables, profesionales… quizá estaría  bien añadir también el adjetivo “divertido” o “feliz”. Seguro que las cosas irían de otra manera. Pero hay pocos incentivos para ello. Yo reconozco que hace tiempo que me es demasiado fácil quejarme. Consciente de ello puse un cartel en mi casa que reza “No te quejes, agradece lo que tienes y haz que sea excelente. ” al que veo cada dia cuando me despierto. Por descontado que todavía no he logrado hacerlo, pero lo intento, sí, lo intento…  A veces realmente hay motivos para la queja, pero la mayoría de las veces no es así. De hecho, la inmensa mayoría de las veces no es así. Y eso me recuerda a un antiguo artículo del Harvard Business Review titulado “Why you need to be a happier manager” de recomendable lectura. Pero no hay que confundir la felicidad con vivir en una nube… aunque los informáticos nos empecinemos en vivir en ella. De hecho cada vez son más los que insisten en que el “cloud computing” es el futuro, también en el entorno sanitario. Microsoft también se ha sumado a la moda y prueba de ello son los artículos “Health IT future is the cloud” parte 1 y parte 2 del BlogHealth. Espero que las nubes informáticas no se conviertan en nubarrones negros demasiado rápidamente, descarguen y desaparezcan. Porque desaparecer, van a desaparecer seguro, pero no ahora sino cuando todos vivamos ya en la nube y las grandes empresas informáticas prevean que ya nos pueden volver a vender la tierra. Mientras tanto, no hay duda, el futuro está en la nube.

Para acabar hoy os dejo con un vídeo sobre un artilugio de telepresencia… creo que aún nos queda mucho camino por andar (y el teletransporte ¿para cuando?).