¿Conoces a Jack Stamos?

Todo el mundo conoce a Murphy. Con él hemos aprendido, por ejemplo,  que si algo puede salir mal, saldrá mal y además sucederá en el peor momento.

Los que nos dedicamos al mundo informático también hemos aprendido muchas cosas de Jack Stamos. Él es quien nos alienta a diseñar una base de datos de 1.000 campos, aunque el 90% de ellos no se vayan a utilizar nunca puesto que requeriría demasiado tiempo cumplimentarlos, pero claro “es una pena no ponerlos porque me vendrían bien si quiero saber según que cosas y… ya que estamos… “.  Jack también nos alienta a entregar un programa con todas las funcionalidades posibles funcionando desde el primer dia , puesto que  “ya que estamos… nos iria muy bien tener esta funcionalidad,  no quisiera empezar sin ella”.

La diferencia entre Murphy y Jack es que el primero es imprevisible, aparece cuando menos te lo esperas sin tiempo a reaccionar, mientras que al segundo se le ve venir de lejos y si eres ágil y decidido te puedes escapar.

Las empresas más innovadoras y de mayor éxito conocen muy bien a Jack Stamos y huyen de él tan rápido como pueden. Por eso las primeras versiones de sus productos son muy simples de utilizar, enganchan a los usuarios y dejan ver su potencial. Habrá tiempo de añadir nuevas funcionalidades y, así,  ilusionar de nuevo al usuario. Las funcionalidades del iphone4 bien hubieran podido estar en el iphone, por ejemplo ¿no?.

En nuestra organización ¿cuántas veces hemos caminado de la mano de Jack, aunque esto nos haya retrasado la puesta en marcha del proyecto que llevamos entre mano o nos haya hecho cambiar (ampliar) el ámbito de actuación inicial y prioritario? Normalmente Jack Stamos nos complica la vida. No entiende lo de “divide y vencerás”. Sus efectos nocivos son conocidos, pero, no sé por qué, a muchos les gusta su compañía.

Cuentan los científicos que  si situamos un pedazo de queso en un laberinto y soltamos a un ratón, este caminará por el laberinto hasta encontrarlo. Y que si lo repetimos varias veces, al final el ratón irá directo al queso sin rodeos. También cuentan que si después de esta conducta aprendida, le quitas el queso, las primeras veces irá directo igualmente hasta donde inicialmente lo encontraba pero al no estar allí en repetidas ocasiones, desistirá en el empeño. Dicen que esta es la principal  diferencia entre un ratón y un ser humano. Quien tenga orejas, que oiga.

PD: Los catalano-parlates conocemos bien al primo de Jack Stamos: Jacky Som   😀

Anuncios

4 Respuestas a “¿Conoces a Jack Stamos?

  1. Genial la entrada Joan!!!

    Un abrazo

  2. Para combatir a Jack, nada como KISS: keep it simple, stupid!

  3. Jacky Som podries haber parlat de……Molt Bo!

  4. A jack no se le puede combatir… el miedo nos atenaza!! queremos tenerlo todo atado!! miedo líquido….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s