¿Software libre o propietario?. De calidad, gracias.

Muchas voces se han oído durante los últimos años sobre la conveniencia de utilizar software libre o propietario. Me recuerda a la discusión que tenían antaño los investigadores: ¿investigación de base o aplicada?. Por suerte, ellos ya lo tienen superado: no importa cual mientras sea de calidad. En esto estaba pensando cuando me topé con el siguiente artículo del HealthCare IT News. En él se mencionan los 5 errores que se deben evitar a la hora de adquirir un sistema de información en el mundo sanitario (y en cualquier otro ámbito). A saber:

1.- Comprar software defectuoso: Puede que los errores del software no fueran fisibles a la hora de comprarlo, pero cuando se detectan debe solucionarse rápidamente antes de que puedan afectar al paciente o si no es posible, rescindir el contrato.

2.- Comprar software que no cumple estándares: Es posible que no exista ningún proveedor que cumpla con todos los estándares exigidos. En este caso si no se pueden descalificar a todos, como mínimo se debe establecer algún tipo de penalización para estimular la adopción de los mismos.

3.- Comprar software discontinuado: aunque el sistema esté bien instalado, funcionando y satisfaciendo las necesidades actuales, si no existe solución de continuidad para adaptarse a las necesidades futuras se quedará obsoleto en poco tiempo. Es solo cuestión de tiempo que tenga que cambiarse.

4.- Comprar software “one-offs”: se refiere a los productos que pide algún médico o servicio para completar una funcionalidad que es inexistente o poco desarrollada en el sistema de información del hospital. En algunos casos no habrá más remedio que comprarlo, pero solo debe hacerse después de agotar  todas las posibilidades. Este tipo de solución, aunque aparentemente resuelva un problema concreto, puede acarrear otros de caracter más general.

5.- Poner en marcha un sistema no probado: Ante la presión del proveedor o por las propias necesidades del cliente, en ocasiones existe la tentación de poner en marcha un sistema de información insuficientemente probado. En estos casos no es raro detectar problemas por los propios usuarios durante su funcionamiento lo que dificulta su rápida reparación (el sistema ya está en “real”) y además deja la sensación de ser un mal producto. Y ya sabemos que la primera impresión es la que queda!! Para evitarlo siempre debe utilizarse el esquema DCVP (Diseño, Construcción, Validación, Pruebas). El diseño es lo más importante, no en vano todas las demás etapas dependen de él.

Estas 5 premisas son ciertamente altamente deseables puesto que garantizan la calidad del software y su puesta en marcha, pero no siempre pueden conseguirse. Al fin y al cabo no existe la perfección… todo lo que no mata, engorda.

Hablando de matar, la vida puede resumirse en 4 botellas (y ya vamos por la tercera!!!)

Anuncios

2 Respuestas a “¿Software libre o propietario?. De calidad, gracias.

  1. Que verdad más absoluta contienen esas 5 recomendaciones…..y que cierto es que nos hemos visto en la disyuntiva de obviar alguna, o todas!!!, en más de una ocasión por exigencias del guión no??

    Pero como de todo se aprende, las ponemos en la cabecera de nuestra nueva vida “de originalidad” y juramos y perjuramos cumplirlas hasta las últimas consecuencias!!!! ;-D

    Por cierto la tercera botella ha obnubilado tus sentidos, yo estando en esa misma botella sigo viendo 4, me volveré a fijar mientras abro otra……….la 4, o era 5ª?, puede esperar de momento

    Nuff said!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s